Aprende más

Escuchar y hablar sobre nuestra salud mental

Aprende más

¿Sobre qué tema te gustaría aprender más?

Hablar sobre salud mental

Cómo contarle a alguien lo que me pasa

Si te sientes agobiado/a o crees estar sufriendo un problema de salud mental, contárselo a alguien es el primer paso para mejorar. Está bien pedir ayuda o apoyarse en alguien cercano/a. Vivir con emociones difíciles o con problemas de salud mental puede ser una mochila muy pesada. Compartir estas emociones puede ayudarte a alivianar esa carga.

Aprende más

Es normal que la idea de contárselo a alguien nos ponga nerviosos/as o nos produzca incomodidad, pero una vez que has empezado, se vuelve mucho más fácil.

Si te cuesta mucho hablarlo directamente, escribe lo que estás viviendo en un papel o en un mensaje de texto. Ponerlo en palabras puede ser muy útil para entender mejor lo que sientes y para que la otra persona también lo haga y pueda ayudarte.

Si te juntas con alguien para contarle lo que te pasa, trata de hacerlo en un espacio donde te sientas cómodo/a y donde no haya distracciones. Es bueno también contar con bastante tiempo para hablar. De esta manera la otra persona puede darte su completa atención.

Trata de contar tu experiencia de manera honesta y clara, incluso si no sabes bien qué es lo que estás viviendo. Deja en claro el impacto que tu problema está teniendo en tu vida.

Ten presente que, así como es difícil hablar, a veces es difícil escuchar. No todo el mundo sabe cómo reaccionar.

Qué hacer después

Mantente en contacto con esa persona. Continuar con la conversación puede ayudarte a encontrar soluciones. De todas formas, es importante entender que este es el primer paso en un proceso y que mejorar toma tiempo. En caso de ser necesario, podrías necesitar consultarlo con un especialista.

Hablar sobre salud mental

Cómo apoyar a alguien con problemas de salud mental

Todas las personas pasamos por momentos difíciles y nuestros cercanos nos ayudan a superarlos. Si sabes o sospechas que una persona cercana a ti está sufriendo un problema de salud mental, quizás estás perdido/a en qué decirle o cómo ayudarla.

Todos los días preguntamos a los demás “cómo estás”, pero a veces es bueno hacerlo con intención, mostrando que te preocupas por esa persona y que estás disponible para escuchar y ayudar si lo necesitan.

Si una persona se acerca a ti a hablarte sobre su salud mental o si te ofreces para escucharla, te recomendamos:

Escuchar y darle tu completa atención. Evita intervenir antes de que termine de hablar

Hacer preguntas, mostrando que tienes interés y que quieres ayudar

Si te sientes identificado/a con su experiencia, cuéntale. Ayuda mucho saber que no se está solo/a. Eso sí, mantén el foco en su experiencia, no en la tuya

Qué hacer después

Hazle saber que estás disponible por si quiere hablar otro día. Si te quedas con dudas sobre lo que esa persona está viviendo, busca información en fuentes confiables. Así podrás tener más herramientas para ayudar la próxima vez que conversen.

No le cuentes a otras personas. Confiarle a alguien un problema tan personal requiere mucho coraje y no debieras difundirlo sin su consentimiento.

Hábitos de autocuidado

Cada día puedes cuidar tu salud mental

En muchos casos, si tenemos buenos hábitos, podemos evitar problemas de salud mental, tal como con la salud física. Te recomendamos los siguientes:

Aliméntate bien
Aliméntate bien

Para mantener niveles sanos de vitaminas y minerales, necesarios para que tu cerebro funcione bien. Una alimentación balanceada te ayudará a tener mejor ánimo y energía.

Evita tomar alcohol y otras drogas. El síndrome de abstinencia puede causar irritabilidad y ansiedad. Incluso el hábito del café podría dejarte más ansioso/a.

Deja a tu mente descansar
Deja a tu mente descansar

En tu tiempo libre, intenta desconectarte de tus obligaciones y da espacio al ocio. No hacer nada o distraerse también está bien.

Para informarte, hazlo solo en su justa medida. Consumir noticias negativas en exceso, puede afectarnos emocionalmente.

Sé compasivo/a contigo
Sé compasivo/a contigo

Intenta reconocer cuando tienes cansancio acumulado y necesitas un tiempo. Poner en palabras que ha sido un periodo difícil y que se necesita descansar puede ser sanador.

Normaliza lo que sientes (a muchas personas les pasa). No tenemos que estar felices todo el tiempo. Si un día te sientes mal, acoge esa emoción.

Invierte tiempo en ti
Invierte tiempo en ti

Practica algún pasatiempo o actividad que disfrutas (deporte baile, música, películas o series, juegos de mesa, etc.). Hacer lo que nos gusta es una parte importantísima de nuestro bienestar general.

Haz actividad física
Haz actividad física

Para liberar tensiones y disminuir la ansiedad (salir a caminar, trotar, andar en bicicleta o entrenar en casa). Aprovecha para tomar sol y así conseguir vitamina D, clave para mantener un buen ánimo. Tanto mejor si lo haces en áreas verdes ya que estar cerca de la naturaleza puede ayudar con la ansiedad o la depresión.

Apóyate en tus cercanos
Apóyate en tus cercanos

Tus seres queridos se preocupan por ti. Cuenta con ellos/as para hablarles sobre lo que te pasa. Debemos entender que los problemas de salud mental no afectan solo a quien los padece, sino también a todas las personas que le rodean.

Problemas de salud mental

Juntos podemos detener su avance silencioso

Aprende más sobre tres de los problemas de salud mental más comunes con estas breves cápsulas.

Síntomas depresivos

¿Cuál es la diferencia entre estar deprimido/a y tener depresión? Conoce más sobre esta enfermedad que es la principal causa de discapacidad en el mundo.

366 visualizaciones

Continúa aprendiendo sobre los síntomas depresivos con esta ficha descargable

descargar ficha

Síntomas ansiosos

Sentir ansiedad es algo natural. Pero, ¿qué pasa cuando una persona está constantemente ansiosa? Aprende más sobre los síntomas ansiosos.

96 visualizaciones

Continúa aprendiendo sobre los síntomas ansiosos con esta ficha descargable

descargar ficha

Problemas de sueño

El buen dormir es muy importante para tu salud mental. Aquí te damos algunas recomendaciones para dormir bien.

120 visualizaciones

Continúa aprendiendo sobre los problemas de sueño con esta ficha descargable

descargar ficha

Hablemos de esto

Aunque no te esté pasando a ti (o bien te está pasando, pero lo tienes incorporado en tu vida y en la de tus cercanos), es posible que alguien que conozcas esté sufriendo un problema de salud mental pero no lo sabe o no se atreve a reconocerlo.

Poner el tema sobre la mesa, ya sea hablando de una experiencia propia o de un cercano, podría motivar a alguien a hablar de su caso y buscar ayuda. Solo de esta manera podemos romper el ciclo del silencio que afecta a nuestra salud mental.

¿Sobre qué tema te gustaría aprender más?